BUSQUEDA

martes, 27 de septiembre de 2011

Terapias a medida son claves para manejar la esclerosis múltiple


Buenos Aires, 23 de septiembre (Télam).- Las terapias a medida son la clave para el manejo de la esclerosis múltiples (EM) en cada paciente, aseguraron hoy especialistas que participaron en la Reunión Iberoamericana sobre esa enfermedad neurológica.
La Segunda Reunión Ibeoamericana denominada "La EM precoz ante los nuevos retos terapéuticos" trató en la ciudad de Buenos Aires, el uso de fármacos y la experimentación con células madre, para mejorar la calidad de vida según las características del paciente.
La EM es una enfermedad neurológica autoinmune y degenerativa que produce discapacidad progresiva, cuando causa recaídas.
Si bien la causa de la EM continúa siendo un enigma, se avanzó notablemente en su tratamiento en los últimos 20 años, y aún los pacientes cuentan con un abanico de opciones terapéuticas que, en algunos casos, logran reducir significativamente sus recaídas.
No obstante, lograr el equilibrio óptimo entre el balance de riesgo-beneficio de cada medicamento es un desafío para los neurólogos, a la hora de enfrentar la EM y retrasarla.
Edgardo Cristiano, jefe de la Sección de EM del Hospital Italiano de Buenos Aires y del Servicio de Neurología de esa entidad, manifestó que "lo que se espera de los tratamientos es, por sobre todas las cosas, mejorar la calidad de vida de los pacientes".
Cristiano añadió que "también se busca disminuir el número de ataques, de hospitalizaciones e internaciones, de secuelas que deja la enfermedad y ayudar a que las personas sigan teniendo una vida activa, trabajo, relaciones personales y sociales".
Esa enfermedad, que suele comenzar entre los 20 y los 40 años, tiene mejor pronóstico cuanto más precoz es su diagnóstico y tratamiento.
Cristiano puntualizó que "no hay indicadores que permitan saber quiénes van a desarrollar la enfermedad y quiénes no, pero sí sabemos que el riesgo en Argentina es de dos pacientes por cada 10 mil personas".
"Si bien aún no se sabe por qué empieza la enfermedad, se demostró que cuanto antes se trata es mejor y todos los medicamentos de que disponemos son mucho más eficaces cuando se usan antes", explicó.
Por eso, insistió en la importancia del diagnóstico precoz de la enfermedad y destacó que es necesario consultar ante los primeros síntomas neurológicos que podrían corresponder a la EM como visión doble, trastornos en la visión de un ojo, alteraciones del equilibrio, de la fuerza y/o de la sensibilidad de alguna parte del cuerpo.
Hace 20 años no había tratamientos que cambiaran la evolución de la enfermedad, sin embargo, desde hace 15 aparecieron remedios que permiten el control de la EM. "Hoy hay varias alternativas novedosas, incluyendo medicamentos aparecidos últimamente que son de administración oral, y anticuerpos monoclonales, dirigidos a modificar más profundamente el sistema inmune de la persona con EM", informó.
El especialista explicó que ante las recaídas se recurre "en primer lugar a los interferones y después al acetato de glatiramero, que son los fármacos con los que hay más experiencia y cambió la vida de muchas personas".
Al considerar que se debe evaluar cada caso para decidir cuál es la opción terapéutica, Cristiano dijo que hay drogas con mucha potencia y eficacia, que pueden afectar el sistema inmune, "por lo que hay que controlar al paciente".
Por lo tanto, indicó que ante la aparición de nuevos medicamentos, el concepto que "se debe tener en cuenta por un lado es la eficacia, y por el otro, la seguridad, lo que implica que se puede hacer un tratamiento en función de la respuesta".
En cuanto, a una línea de investigación que genera grandes expectativas en materia de EM es la que promueve el uso de células madre para tratarla.
Oscar Fernández y Fernández, director del Instituto de Neurociencias Clínicas del Hospital Regional Universitario Carlos Haya, de Málaga, España, adelantó que está conduciendo un estudio que comenzó en enero de 2009 y finalizará en 2013, en el que se emplean "células madre obtenidas de la grasa del propio paciente en 30 personas que padecen EM avanzada".
El especialista precisó que "el objetivo es que a través de su efecto sobre el sistema inmune, las células madre contribuyan a la recuperación de las lesiones, aunque hasta el momento se desconoce si esto es posible".(Télam).-
mmm-rb 23/09/2011 15:45

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...