BUSQUEDA

jueves, 29 de septiembre de 2011

Nueva ventana hacia la terapia de la esclerosis múltiple con células madre


PUBLICADO EN EL ÚLTIMO NÚMERO DE 'PNAS'

Nueva ventana hacia la terapia de la esclerosis múltiple con células madre

Un trabajo italiano en el que ha participado la investigadora salmantina Soraya Tabera demuestra cómo las células progenitoras mejoran e influyen en la respuesta inmune, tanto in vitro como in vivo; de hecho, el trabajo describe por primera vez el efecto de las células madre adultas sobre las células dendríticas in vivo.
Alejandro Segalás. Salamanca   |  29/09/2011 00:00
¡vota!
 0 comentarios
compartir (¿qué es esto?)
 
  • Mail
  •  
  • Facebook
  •  
  • Delicious
  •  
  • Twitter
  •  
  • Meneame
  •  
  • Digg
  •  
  • Technorati
La investigadora salmantina Soraya Tabera.
La investigadora salmantina Soraya Tabera. (Alejandro Ségalas)
Un estudio italiano en el que ha participado la investigadora Soraya Tabera, del Instituto de Neurociencias de Castilla y León y del Ciber de Medicina Regenerativa y Terapia Celular, en Salamanca, ha demostrado que las células madre o progenitoras adultas de la médula ósea y otros tejidos -células madre mesenquimales (CSM)- tienen una plasticidad terapéutica significativa que queda reflejada en su capacidad para mejorar la reparación de tejidos e influir en la respuesta inmune, tanto in vitro como in vivo, según ha explicado a Diario Médico Tabera, quien ha aprovechado para recalcar que "en este trabajo se describe por primera vez el efecto de las CSM sobre las células dendríticas (DC) in vivo.
Más concretamente, pone de manifiesto cómo las CSM de origen murino modulan la secreción de citocinas mediada a través de los receptores TLR-4 de las DC, disminuyendo la secreción de moléculas implicadas en la migración de las DC a los ganglios linfáticos, así como la presentación antigénica de las DC sobre los linfocitos T CD4 y CD8".
  • Las CMS podrían constituir un vehículo terapéutico en el abordaje de diversas enfermedades, desde neoplasias hematológicas a la EM
El proyecto Mesenchymal stem cells impair in vivo T-cell priming by dendritic cells abre una posible vía en el tratamiento de enfermedades autoinmunes, entre ellas, la esclerosis múltiple, ya que el efecto específico de las CSM sobre las funciones de las DC, en su administración in vivo, no se había dilucidado hasta la publicación de este trabajo en la revista PNAS, según Tabera.Estos resultados del grupo que dirige el investigador italiano Antonio Uccelli parten del hallazgo de que la administración intravenosa de CSM disminuye el número de células dendríticas CCR7 y CD49d en el drenaje de los ganglios linfáticos y obstaculiza el cebado local antigénico de los linfocitos T CD4.
Para demostrar eso se han etiquetado las DC con oxima de amina tecnecio-99m hexametil propileno para observar y seguir su biodistribución in vivo. Del mismo modo y casi instantáneamente, se realiza la inyección intravenosa de CSM, demostrando de este modo que las CSM bloquean la migración de las DC a los ganglios linfáticos. Esos hallazgos indican que las CSM afectan significativamente la presentación antigénica de las DC sobre los linfocitos T in vivo debido a su incapacidad de drenaje hacia los ganglios linfáticos, confirmando así la potencialidad de las CSM en el tratamiento de las enfermedades autoinmunes.
Investigación derivada
Entre las líneas de investigación derivadas, Tabera destaca el desarrollo de fármacos de nueva generación aplicados en la curación de enfermedades neurodegenerativas, sobre todo "si se hace hincapié en potenciar la investigación biomédica con especialistas en el campo".Así, las células madre reafirman su posible papel en los tratamientos de patologías, a juicio de la investigadora.
"Si tenemos en cuenta que las CSM pueden interactuar con las células de ambos sistemas inmunológicos, innato y adaptativo, y que dicha modulación conduce a su vez a la de diversas funciones efectoras, y que tras su administración in vivo las CSM pueden inducir tolerancia periférica y migrar a los tejidos lesionados, donde a su vez pueden inhibir la liberación de citocinas proinflamatorias y promover la supervivencia de las células dañadas, serán en un futuro próximo un excelente vehículo terapéutico en el abordaje de enfermedades como neoplasias hematológicas, cáncer y la esclerosis múltiple".
(PNAS DOI: 10.1073/ pnas.1103650108).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...