BUSQUEDA

domingo, 11 de marzo de 2012

Dieta según tu sangre, Esclerosis Múltiple

Dieta según tu sangre

Dieta según tu sangre . Foto: Getty Images
Foto: Getty Images
Publicado: 2012-03-08

Adelgazar, acabar con el estrés y hasta ganarle la batalla a las enfermedades, son factores que dependen de la relación entre el grupo sanguíneo que se tenga y los alimentos que se consuman

Revista¡Delegue su Proceso de Nómina!
Cada año un nutricionista lanza un best–seller en el que asegura haber descubierto la dieta milagrosa que adelgazará al mundo. Millones de personas la siguen al pie de la letra ,sudan, aguantan hambre y, sin embargo, no consiguenperder un solo gramo de peso. 
A su vez, algunos comen con tranquilidad toneladas de carne y continúan su vida tan tranquilos, mientras que otros, con sólo probarla,terminan deprimidos, nerviosos y sin energía. ¿Por qué? “Lo que es alimento para un hombre, es veneno para otro”, sentenció el científico James D’Adamo, y así presentó al mundo su descubrimiento: existe una relación estrecha entre el grupo sanguíneo al quese pertenece y el tipo de alimentación que se debe consumir.
Su hijo, Peter, continuó las investigaciones de su padre y publicó hace pocos años Los grupos sanguíneos y la alimentación, un libro que se ha convertido en guía de estudiosos, quienes han comprobado que no produce el mismo efecto un sánduche en el cuerpo de una persona del grupo O, que en el de alguien del grupo A. Así nació una dieta especialmente creada para cada uno de los grupos sanguíneos (O, A, B y AB).
Grupo O: Los cazadores 
Es el más antiguo de todos. Tiene más de 30 mil años de antigüedad y proviene de hombres que tuvieron que enfrentarse entre sí en busca de comida. D’Adamo describe al tipo O como “resistente e ingobernable, dispuesto y capaz de destruir a cualquiera, amigo o enemigo”. Quienes dirigen en Colombia el programa Talleres de Alimentación y Cocina para la Salud (dedicado a la alimentación infantil, así como a mujeres con sobrepeso), dicen que la persona del grupo O posee un sistema inmune más fuerte y resistente, ya que éste ha sobrevivido durante más tiempo a los ataques externos.
Es un buen consumidor de carnes. Transforma las proteínas en azúcares paramantener elevado el nivel de glucosa. Eso sí, el éxito de la dieta del grupo O depende del consumo de carnes magras, aves y pescados libres de sustancias químicas. Por el lado de los alimentos que le son dañinos, el pan se lleva el primer lugar. Según los expertos en nutrición no sólo produce sobrepeso, sinoque también lleva a bajos estados de ánimo y depresión: el pan fue el primer alimento que Carolina, la joven francesa (porsupuesto de tipo O), desterró de su dieta. Tampoco le son aconsejables los lácteos y los condimentos. Los primeros los puede reemplazar con leche y queso de soya; los segundos, con limón, ajo y aceite de oliva.
Alimentos que le ayudan a perder peso: algas marinas, pescados y mariscos, hígado, carnes rojas, espinacas y brócoli.
Alimentos que favorecen el aumento de peso: trigo, maíz, fríjol blanco ylentejas, aguacate, repollo, coles de Bruselas, coliflor, berenjena, cocoy aceitunas negras.
Grupo A: Los agricultores
Al establecer cultivos por primera vez, el hombre consiguió, entre los años 25.000 y 15.000 a.C., la posibilidad de tener comunidades estables. En este ambiente floreció el grupo A como una mutación genética del tipo O. Aprendió a comer vegetalesy a adaptarse a las condiciones establecidas. Se hizo cooperativo, gentil, disciplinado y respetuoso de la ley. Aunque para muchas personas de este tipo —especialmentelas latinoamericanas— resulte extraño, la dieta vegetariana es la más indicada, pues “un aspecto positivo de suorigen genético es su capacidad para utilizar lo mejor que la naturaleza tiene para ofrecer”, señala D’Adamo.
En cuanto a la carne, el tipo A tiene tendencia al almacenamiento de grasa ya que cuenta con poco contenido de ácido gástrico en su cuerpo. Por esto, después de un churrasco o una parrillada escomún que se sienta cansado o experimente una retención de líquidos. Otros alimentos que le hacen daño son los provenientes de los lácteos: le provocan trastornos metabólicos y su grasa saturada compromete la función cardiaca. Puede cambiarlos por tofu.
Empezar un programa ausente de proteínas animales y colmado de nutrientes vegetales no es fácil. “Hay que hacerlo con prudencia; no puede quitar de manera inmediata las carnes para reemplazarlas por soya, porque, por cuestión de costumbres, no lo toleraría”, apuntan los representantes de Talleres de Alimentación y Cocina para laSalud. 
A pesar de todo, el gran aliciente consiste en que asumir una dieta que dé prioridad a los vegetales asegura cambios radicales, que tienen como primer síntoma la reducción del peso, pero que también implican oponerse al destino en cuanto a las enfermedades a las que está predispuesto este grupo sanguíneo. Estas son, entre otras, el cáncer, la diabetes y las dolencias cardiacas. 
Si a una persona de tipo A le resulta imposible dejar las carnes, las que menos daño le hacen son el pavo y el pollo, y en cuanto a pescados y mariscos, están clasificados como ‘muy beneficiosos’ para su salud latrucha, el róbalo, el mero, el salmón, las sardinas y el atún, además de los caracoles, (ideales para mujeres con antecedentes de cáncer de seno en su familia).
Alimentos que le ayudan a perder peso: aceites vegetales, alimentos de soya, verduras y piña.
Alimentos que favorecen el aumento de peso: carne, lácteos, habas y trigo (en exceso).
Grupo B: Los nómadas
El hombre empezó a moverse. Después de habitar en zonas cálidas se desplazó al frío Himalaya, y se vio obligado a tener transformaciones internas, que llevaron a la existencia de un nuevo grupo sanguíneo. Eso fue entre los años 10.000 y 15.000 a.C. Desde ese tiempo nació, entonces, el tipo B, de fácil adaptación, equilibrado y dueño de un sistema inmune poderoso. Por supuesto, su característica nómada le permite tener una dieta que incluye gran cantidad de elementos, algo así como “lo mejor de los reinos animal y vegetal”. También es capaz de resistir, en mayor medida que los demás grupos, enfermedades cardiacas y cáncer. Pero no es perfecto: es propenso al lupus, a la esclerosis múltiple y al síndrome de fatiga crónica. 
Por encima de la dieta referente a la búsqueda de una mejor figura, también le son útiles —especialmente para evitar las anteriores enfermedades— las carnes de conejo, cordero y venado; el bacalao, el salmón y las sardinas; el queso mozzarella y el yogur; el aceite de oliva, las almendras,el brócoli, el pimentón, la piña y la papaya. Por su parte, el maíz, las lentejas, el maní y el trigo, no sólo contribuyen enel aumento de peso; también causan fatiga, retención de líquidos, y de manera inmediata después de consumirlos, una severa disminución del azúcar de la sangre. 
Puede parecer extraño que en el grupo de los alimentos que ayudan a perder peso aparezcan los productos lácteos, pues siempre han sido considerados como indebidos en todas las dietas. Según D’Adamo, sólo si se consumen en exceso pueden llegar a ser dañinospara el grupo B, “pero de manera moderada contribuyen alograr un equilibrio metabólico”.
Alimentos que leayudan a perder peso: vegetales de hoja verde, carne,hígado, huevos y productos lácteos.
Alimentos que favorecen el aumento de peso: maíz, lentejas, maní y trigo.
Grupo AB: el enigma
“Tiene una personalidad espiritual y un poco chispeante que abarca todos losaspectos de la vida sin ser particularmente consciente de las consecuencias”, según palabras de Peter D’Adamo. Es más, los investigadores lo califican con un adjetivo simple: ‘raro’. Surgido de la mezcla de un sector del tipo A con un sector del tipo B, se encuentra en menos de 5 por ciento de la población mundial y es el más reciente de los grupos sanguíneos. Tanto que no hay indicios de su existenciamás allá de mil años atrás de nuestros días.
Pero el calificativo de ‘raro’ tiene una justificación que va mucho más allá. Poseeanticuerpos tanto A como B, lo que reduce a quienes tienen este tipo de sangre las posibilidades de padecer alergias y enfermedades como artritis, inflamaciones y lupus.
Del otro lado,también es común en los AB la predisposición a cierto tipo de cánceres. Puede comer para fomentar la salud: carnero, conejo,cordero y pavo; atún, bacalao y caracoles; yogur, aceite de oliva,ajo, apio, pepinos, cerezas, ciruelas y limones. En cuanto a la reducción de peso, debido a que carece de suficiente ácido gástricopara metabolizarla con eficiencia, la carne que coma termina almacenándola como grasa. El trigo le afecta el tejido muscular y por lo tanto también se convierte en un obstáculo importante a la hora de buscar un cuerpo perfecto.
Alimentos que le ayudan a perder peso: tofu, pescados, lácteos,verduras, algas marinas y piña.
Alimentos que favorecen el aumento de peso: carnes rojas, fríjoles,lentejas, maíz y trigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...