BUSQUEDA

domingo, 22 de enero de 2012

MATERNIDAD Y ESCLEROSIS MÚLTIPLE (EM).



MATERNIDAD Y ESCLEROSIS MULTIPLE (EM).

Dado que la EM es una enfermedad que afecta generalmente a adultos jóvenes y es más frecuente entre las mujeres que los hombres, sus consecuencias sobre la maternidad son, obviamente, un tema importante. Aca encontraras temas como el efecto del embarazo sobre la frecuencia de los brotes, la salud del niño y las repercusiones en el tratamiento, etc. 

¿PUEDEN TENER HIJOS LAS MUJERES QUE PADECEN EM?

La EM no afecta a la capacidad de la mujer para quedarse embarazada y tener un hijo sano. Los recién nacidos de mujeres con EM tienen, por regla general, un peso normal y no tienen más riesgo de sufrir discapacidad mental o física. Sin embargo, es importante que antes de quedarse embarazadas, las mujeres que sufren EM tengan en cuenta su actual grado de discapacidad y el que podría llegar a tener, así como el efecto que esto puede tener en su capacidad para cuidar de un hijo en los siguientes 18 años. Será fundamental contar con ayuda continua, especialmente en los 3 meses posteriores al parto, cuando aumenta la probabilidad de sufrir recaídas.

EL EFECTO DEL EMBARAZO EN LA FRECUENCIA DE LOS BROTES Y LA PROGRESIÓN

En la EM recurrente-remitente, parece que hay un menor riesgo de sufrir una recaída durante el embarazo y especialmente durante el último trimestre. Sin embargo, viene seguido de una alta probabilidad de recaída durante los tres meses posteriores al parto que podría deberse a los cambios hormonales. En general, el embarazo no altera la frecuencia de los brotes. La progresión de la discapacidad no aumenta con el embarazo e incluso podría reducirse.

EL TRATAMIENTO ANTES Y DURANTE EL EMBARAZO

Cuando la mujer desee quedar embarazada, debe consultar a su médico para dejar de tomar interferón beta. El médico y la paciente decidirán si se administra tratamiento con esteroides para los brotes, teniendo en cuenta los riesgos que supone para el feto y la gravedad de la exacerbación.

EL PARTO

El parto deberá transcurrir en un hospital en el que los médicos y las matronas conozcan la historia clínica de la paciente. Si sufre alguna parálisis o pérdida de sensibilidad importante, deberá estar monitorizada durante el último mes del embarazo, por si no puede sentir el comienzo de las contracciones o por si fuera necesario provocar el parto. No se sabe si la anestesia epidural tiene algún efecto sobre la frecuencia de brotes, por lo que debe consultarse con el anestesista.

CUIDADOS DURANTE EL EMBARAZO

Las mujeres con EM suelen sentirse muy cansadas en el embarazo, especialmente durante el primer trimestre. El estreñimiento y las infecciones urinarias son más comunes y hacia el final del embarazo, las mujeres con EM pueden tener poca estabilidad postural y necesitar cuidados adicionales. Es importante que sigan los consejos que se dan a todas las embarazadas, es decir:

ï‚· Una alimentación sana y equilibrada

ï‚· Evitar el estrés y descansar mucho.

LACTANCIA

La lactancia no afecta al índice de brotes y la mujer con EM puede dar el pecho a sus hijos, a menos que se fatigue excesivamente. Algunos medicamentos se excretan en la leche, por lo que se desaconseja la lactancia materna.

TRANSMISIÓN GENÉTICA DE LA EM

El hecho de que uno de los progenitores padezca EM aumenta el riesgo de desarrollar esta enfermedad en la vida adulta. Las probabilidades oscilan entre el 1 y el 5% y aumenta si es la madre la que padece EM y si el bebé es niña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...